Un posible eslabón perdido entre la enfermedad de Alzheimer y Diabetes

Actualmente, hay más de 30 millones pacientes de demencia en todo el mundo (1). Más de la mitad de la demencia es causada por la enfermedad de Alzheimer (EA), que consiste en formas familiares y esporádicas. AD familiar es causada por mutaciones en los genes de la Presenilina (3) y la proteína precursora del amiloide (APP) (2). Ambas mutaciones causan sobreproducción de amiloide-β (Aβ), particularmente en su forma más larga, Aβ42, que es más propensa a agregar. Cabe señalar que la AD familiar representa una pequeña proporción de todos los casos de AD. Por otro lado, casos esporádicos constituyen más del 95% de AD, y surgiendo evidencia sugiere que la diabetes es un factor de riesgo de ella para esporádico AD (4). Mientras que la diabetes aumenta AD 2-doblez, el mecanismo por el que la diabetes aumenta riesgo de AD no ha sido aclarado. Mientras 285 millones de personas en todo el mundo en el contexto de una sociedad envejecida (5) diabetes, entender la relación entre AD y diabetes es de extrema importancia.
Curiosamente, varios informes clínicos han sugerido que los pacientes AD también tienen intolerancia a la glucosa, sugiriendo una relación bidireccional entre las dos condiciones (6,7). Apoyo esta idea es datos de modelos animales tales como la aplicación + ratones ob/ob mostrando que AD agrava el fenotipo diabético (8,9). Aunque se requiere confirmar este concepto de pruebas adicionales, es intrigante para investigar los mecanismos que AD afecta el fenotipo diabético. Varias posibilidades pueden ser presumidas. En primer lugar, central de control del metabolismo de la glucosa periférica puede verse comprometido en AD (10). En segundo lugar, plasma Aβ puede mediar la resistencia a la insulina periférica. En tercer lugar, la acumulación de Aß se produce en el páncreas (11) y músculo esquelético (12). También hay datos in vitro, sugiriendo un vínculo molecular entre Aβ e insulina. Estos datos indican que la insulina modula nivel Aβ aumentando su secreción (13) o mediante la inhibición de la degradación de Aß enzyme–mediated degradantes de insulina (14).
Se ha informado que plasma Aβ nivel aumenta después de glucosa que se carga en un modelo de AD (15). En los seres humanos, aunque la magnitud de los cambios es mucho menor que en ratones transgénicos de AD, los cambios en los niveles de Aß plasmáticos después de la carga de glucosa oral son sin embargo diferentes entre AD y no AD pacientes (16). También se informó que la administración de insulina induce un mayor incremento en nivel de Aß plasma en pacientes con AD en comparación con sujetos de control nondemented (17). En conjunto, esta evidencia sugiere que uno de los posibles mecanismos por los cuales AD agrava el fenotipo diabético podría atribuirse al plasma Aβ. Zhang et al (18) divulgado previamente que APP/Presenilina 1 (PS1) ratones transgénicos AD con los niveles de Aβ40/42 de plasma creciente han deteriorado insulina de tolerancia y hepático de glucosa/insulina señalización así como la activación de la vía de JAK2/STAT3/SOCS1. En esta edición de la Diabetes, Zhang et al (19) extendió esta línea de investigación examinando el papel de plasma Aβ en resistencia a la insulina in vivo