LA CALIDAD DE VIDA DE LAS PERSONAS DIABÉTICAS

Existen múltiples enfermedades que causan alteraciones en la anatomía y el funcionamiento del cuerpo humano. Algunas de ellas causan escasos síntomas, en cambio en otras, las alteraciones son de importancia generando una importante incapacidad.

La diabetes es una enfermedad crónica, lo que significa que nos acompañará a la persona durante el resto de su vida. Hasta la actualidad no existe una cura de la diabetes, que permita curar definitivamente la patología.

Si existen una amplia variedad de medicamentos, que se siguen investigando para lograr un excelente control metabólico, permitiendo disminuir el avance de la diabetes y sus complicaciones.

Hace unas décadas atrás las personas diabéticas morían a una edad más joven que el resto de la población. Además de estar expuestos a múltiples problemas de infecciones, problemas visuales y pie diabético.

Los avances tecnológicos especialmente en el campo de la medicina permiten que la esperanza de vida de las personas diabéticas sea similar que el resto de la población. Las empresas han diseñado dispositivos portátiles, glucómetros de excelente sensibilidad que permite al paciente diabético controlar su glucemia capilar en su propia casa, incluso varias veces al día si es necesario.

Los glucómetros de uso en el hogar han proporcionado un gran avance en el control de la diabetes. Su control diario permite conocer las cifras habituales de glucosa en sangre, su evolución natural y su disminución con la medicación consumida. También permite administrar la cantidad justa de insulina, como forma de disminuir la posibilidad de una crisis de hipoglucemia.

El avance médico ha producido que la calidad de vida de las personas diabéticas mejorara drásticamente. El paciente con diabetes debe contribuir al control de su enfermedad, para lo cual, deberá conocerla y tener claro las recomendaciones en búsqueda de su mejor salud.

La práctica de actividad física regular constituye una insulina natural, que permite al cuerpo disminuir la glucemia, porque los músculos de nuestro cuerpo consumen el azúcar para producir movimiento de los mismos.

La nutrición balanceada es el otro pilar que requiere una adecuada capacitación para lograr mejores niveles de glucemia en sangre.

La calidad de vida de los diabéticos ha aumentado, siempre se deberá tener en cuenta los tres pilares del tratamiento: alimentación, actividad física y medicamentos. Un adecuado plan de tratamiento diseñado por un médico con experiencia en la patología permitirá a la persona tener una excelente calidad de vida, disminuyendo las complicaciones a mediano y largo plazo.