Dieta sana contra la diabetes y la obesidad

Una alimentación equilibrada es básica para combatir la diabetes y la obesidad, dos patologías crónicas que van de la mano y que cada vez tienen mayor incidencia en la sociedad actual, por lo que la primera medida a tomar para evitar su crecimiento o controlar su progreso es la dieta sana.

Es necesario “realizar una dieta sana y equilibrada para perder peso, a la vez que se cuida el azúcar. No existen dietas milagro que ayuden a controlar el peso”.

Las dos enfermedades, diabetes y obesidad, son crónicas, y por tanto “el objetivo desde el punto de vista de la alimentación debe ser una educación nutricional adaptada a cada persona”.

NO PROHIBIR ALIMENTOS

Ayudar a los pacientes a conseguir hábitos alimentarios saludables “es el primer objetivo de toda dietista-nutricionista”, sin olvidar la importancia de “no prohibir todos los alimentos que tanto placer nos causan sino enseñar a comerlos con la frecuencia y en la cantidad adecuada”.

“Si no resolvemos este problema pronto, un tercio de todos los nacidos después del año 2000 sufrirán diabetes en algún momento de sus vidas”, alertan los especialistas, y muchos otros sufrirán otros problemas crónicos, como diabetes, tensión arterial, cáncer o asma.

El sedentarismo de los actuales entretenimientos (como el ordenador o los videojuegos), la escasez de parques y lugares abiertos para que los niños jueguen y corran, y el crecimiento que han experimentado las porciones en los restaurantes y locales de comida rápida tienen la culpa de esta epidemia moderna. Una epidemia a la que no es ajena tampoco España, donde, según las últimas estadísticas dadas a conocer por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), el problema podría afectar ya al 30% de nuestros niños.

La diabetes, una patología que supone un riesgo entre dos y cuatro veces mayor de enfermedad coronaria y una pérdida de doce a catorce años de vida, cuenta con una estrategia específica en la que se espera que participen 200.000 madrileños durante los próximos cinco años.

Estas personas se someterán al Test de Findrisc para valorar su riesgo de padecer diabetes, y de ellos, más de 12.000 recibirán una atención específica de alto riesgo. Esta tarea ya está en marcha con campañas como ‘La diabetes en tu barrio’, que se realiza en colaboración con la Asociación de Diabéticos de Madrid, que han acompañado a sanitarios municipales por quince mercados madrileños.