Diagnostico de la diabetes

Las formas más comunes para diagnosticar la diabetes son a través de mediciones del nivel de azúcar en sangre. Estos métodos son:
En ayuna: examen de sangre, con 8 horas (aproximadamente) sin comer ni beber otra cosa que no fuese agua.
Examen de tolerancia a la glucosa: donde se solicita no comer ni beber nada durante 8 o 10 horas, se toma una muestra de sangre, luego se hace ingerir (o ciertas veces se inyecta) al paciente una preparación con cierta cantidad de glucosa y luego se vuelve a tomar otra muestra de sangre.
Examen de hemoglobina glicosilada: también es un análisis de sangre, donde se hace un seguimiento de la hemoglobina (la cual es una proteína que lleva glóbulos rojos en la sangre) a la que se le une la azúcar en sangre para formar la hemoglobina A1, de este modo se puede apreciar que si aumentan las hemoglobinas A1 es por que es mayor la cantidad de azúcar en sangre.
Además, para el diagnostico de la diabetes se tiene en cuenta varios factores:
Síntomas clásicos de la enfermedad: el paciente orina reiteradas veces, se encuentra sediento y con hambre en todo momento.