7 alimentos que elevan el azúcar en la sangre

Tomar decisiones saludables a la hora de comer significa comer los alimentos correctos para controlar su diabetes.

También significa evitar ciertos alimentos para un mejor control del azúcar en la sangre.
Alimentos que pueden aumentar el azúcar en la sangre, como el arroz, la leche y los pasteles.

Si tiene diabetes tipo 2, sabe acerca de la importancia de tomar decisiones saludables a la hora de comer.

Pero lo más importante es mantenerse alejado de los alimentos incorrectos, los que pueden aumentar el azúcar en la sangre.

Esto se debe a que los carbohidratos simples, como el pan blanco y la soda azucarada, se descomponen en azúcar, que luego ingresa en el torrente sanguíneo.

Incluso si no tiene diabetes, estos alimentos pueden provocar resistencia a la insulina, lo que significa que las células de su cuerpo no responden normalmente a la insulina producida por el páncreas.

Aquí hay siete alimentos que debe evitar para controlar mejor el azúcar en la sangre.

1-Arroz blanco

Si tiene diabetes tipo 2, elimine el arroz blanco de sus menús.

En un estudio publicado en junio de 2010 en JAMA Internal Medicine, investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard descubrieron que las personas que comían cinco o más porciones de arroz blanco a la semana aumentaban su riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, mientras que las personas que reemplazaron al menos una la tercera parte de sus porciones de arroz blanco con arroz integral redujo su riesgo hasta en un 16 por ciento.

La razón es que el arroz blanco tiene poca fibra, especialmente en comparación con el arroz integral, y la fibra puede ayudar a mantener estables los niveles de azúcar en la sangre.

2-Pan blanco

¿Quién pensaría que este alimento diario podría aumentar el riesgo de diabetes? El problema es que su cuerpo digiere rápidamente productos hechos con harina refinada, como el pan blanco, y esta rápida digestión puede hacer que aumente el azúcar en la sangre.

Los investigadores también han encontrado que las personas que comen más granos integrales y menos granos refinados, incluido el pan blanco, tienen menos del tipo de grasa corporal que puede desencadenar una enfermedad cardíaca y diabetes tipo 2.

3-Soda y otras bebidas dulces

Para mantener su nivel de azúcar en la sangre dentro del rango normal, debe evitar los refrescos y otras bebidas llenas de azúcar. En un análisis publicado en noviembre de 2010 en la revista Diabetes Care, los investigadores encontraron que las personas que bebían una o dos bebidas azucaradas al día tenían un riesgo 26 por ciento mayor de desarrollar diabetes tipo 2 que aquellas que bebían menos de un vaso de 12 onzas a mes.

Reemplazar los refrescos regulares o las bebidas azucaradas con agua o agua mineral también puede ayudar a perder peso.

4-Carne roja

¡Sostén el tocino! No tiene que cortar la carne roja de su dieta por completo, pero los estudios demuestran que comer mucha carne roja y carnes procesadas, como el tocino y los embutidos, todos con alto contenido de grasas saturadas, podría contribuir al desarrollo de la diabetes tipo 2.

Una revisión publicada en octubre de 2011 en The American Journal of Clinical Nutrition mostró que las personas que comían carne procesada (un perro caliente, una salchicha o dos rebanadas de tocino) una vez al día más que duplicaban el riesgo de diabetes.

Puede reducir fácilmente su riesgo sustituyendo una porción de carnes rojas o procesadas con fuentes más saludables de proteínas, como nueces o productos lácteos bajos en grasa.

5-Comida rápida

La comida rápida es tentadora, especialmente cuando tienes hambre y tienes prisa. Pero la mayoría de las comidas rápidas tienen un alto contenido de grasa, calorías y sal, todo lo cual puede aumentar su riesgo de diabetes tipo 2, reducir sus posibilidades de éxito en la pérdida de peso y hacer que su azúcar en la sangre aumente.

Un estudio publicado en abril de 2011 en The Journal of Nutrition descubrió que ingerir una comida de comida rápida con alto contenido graso elevó los niveles de azúcar en la sangre en un 32 por ciento en personas sanas que no tenían diabetes.

Además, la comida salada de comida rápida puede aumentar su presión arterial, que es especialmente peligrosa para las personas con diabetes, quienes, según la Asociación Americana del Corazón, tienen de 2 a 4 veces más probabilidades de morir de una enfermedad cardíaca que las personas sin diabetes.

6-Alimentos envasados

No se sabe con certeza por qué algunas personas desarrollan diabetes tipo 2 y otras no, pero los malos hábitos alimenticios están relacionados con la enfermedad.

Los bocadillos y los productos horneados preparados comercialmente también deben estar en su lista de alimentos para evitar si tiene diabetes tipo 2 o si desea evitar su desarrollo. Primero, estos alimentos hacen que sea más difícil para usted alcanzar sus objetivos de pérdida de peso.

En segundo lugar, tienden a ser altos en grasas trans, y las grasas trans aumentan el colesterol malo y disminuyen el colesterol bueno en la sangre y también pueden causar inflamación, lo que puede llevar a la diabetes. Incluso pequeñas cantidades de grasas trans pueden tener efectos dañinos para la salud.

Elija bocadillos saludables, como un puñado de almendras, o haga sus propios dulces con ingredientes más saludables.

7-Leche entera

Cuando piensas en grasas saturadas, la carne roja y la mantequilla probablemente se te ocurran primero, pero los productos lácteos de leche entera también están cargados de grasas saturadas, los principales sospechosos en condiciones que amenazan la vida como enfermedades del corazón.

La investigación muestra que una dieta alta en grasas saturadas está relacionada con la obesidad y la resistencia a la insulina. Cambie a productos lácteos sin grasa o al 1 por ciento para obtener todos los beneficios del calcio sin los inconvenientes, y reduzca las calorías para ayudar a perder peso.

5 aperitivos de menos de 100 calorias para matar el hambre

Cuando la caída de la tarde, puede ser tentador para el tarro del caramelo o de oscilación de la máquina expendedora, pero rush de azúcar rápida de comida chatarra va a desaparecer en minutos, te deja groggier que nunca. En cambio, es tiempo para alimentar sus munchies de 15:00 más sabiamente.

twenty-snacks-under100-calories-05-pg-full[1]

“Merendar es a menudo sin sentido, piloto automático comer,” advierte Gregory L. Jantz, PhD, un especialista en trastornos alimentarios en Edmonds, Washington. “A menudo, aperitivos no comen porque tiene hambre, pero porque se aburren o simplemente se utilizan para rato comiendo participar en ciertas actividades.” Una mejor manera de bocado, dice Jantz, es optimizar los tiempos de refrigerios saludables entre las comidas. “Pequeñas comidas y aperitivos intencionales ayudan a regular el azúcar en la sangre durante todo el día, evitando grandes oscilaciones ‘festín o hambruna’,” él dice.

Estas 5 opciones con menos de 100 calorías le ayudará a hacer exactamente eso.

Taza de arándanos
Pocas opciones de meriendas suponen el antioxidante y la nutrición de arándanos, y con sólo 83 calorías por porción de 1 taza, tienen como dieta agradable como usted puede conseguir. “Mantenerlos un poco congelado y ya tienes una delicia crujiente, dulce.
Huevo duro
Hervir hasta un lote de huevos, ponerlos en la nevera, y ya tienes un bocadillo instantáneo que 6 gramos de proteína en apenas 78 calorías. Jantz recomienda una merienda alta en proteína como huevos para media mañana o tarde nosh, la proteína se mantenga completo y puede ayudar a evitar comer en exceso más tarde.
1 naranja
A veces, la más simple la merienda, mejor. Naranjas, que tienen alrededor de 60 calorías, son una de las mejores frutas para refrigerio porque son altos en vitaminas y fibra y bajo en azúcar natural. Además, el hecho de que usted tiene que tomar tiempo para pelar y sección naranjas ayudará a saborear su bocado lentamente.
1 taza de fresas
Con sólo 46 calorías por porción de 1 taza, puede disfrutar de 2 tazas de fresas y todavía tener calorías de sobra. “Son un bocado grande y jugoso cada vez en la temporada”, dice Jantz. “Y fresas congeladas pueden ser tan saludable el resto del año.
1/2 taza de harina de avena
Cuando llegue la caída por la tarde, mezcle algunos avena en el microondas. Una porción de 1/2 taza de avena cocida en agua contiene sólo 83 calorías. Terminar con una pizca de canela, que ayuda a mantener estables los niveles de azúcar en la sangre. Con una dosis de fibra y proteína, el bocado caliente es seguro satisfacer a sostenerte hasta la hora de la cena.

 

 

Diabetes y Alcohol

El alcohol debe tener un consumo realmente escaso o muy moderado en los pacientes con Diabetes, ya que resulta de por sí perjudicial tanto para diabéticos como para personas que no sufren la enfermedad. El alcohol tiene un fuerte poder hipoglucemiante en el paciente diabético. Introduce en el organismo una toxina que obliga al hígado a cesar la producción de glucosa, lo que puede provocar hipoglucemias severas a la hora de tomar bebidas, especialmente destiladas.

Aunque se ha comprobado que el consumo ocasional de cerveza o vino puede ser beneficioso para la Diabetes, las bebidas destiladas suponen una peligrosa arma de doble filo cuyos efectos hipoglucemiantes pueden durar hasta 14 horas después de la ingesta, especialmente en bebidas como el whisky o la ginebra. En el caso de que decida tomarlas, nunca lo haga con el estómago vacío: De esta manera logrará contrarrestar en un primer momento el efecto de la bebida. Para estos casos, se recomiendan carbohidratos de acción lenta, como snacks o frutos secos, aunque nunca en cantidad excesiva para evitar hiperglucemias severas.

Se debe evitar el total consumo de alcohol si el paciente en concreto no se encuentra bien controlado de forma general en el momento de la ingesta, y algunos efectos provocados por estas bebidas pueden ser confundidos como hipoglucemias. Procure controlarse lo antes posible después de beber alcohol.

Las bebidas destiladas aumentan la resistencia a la insulina a largo plazo y pueden provocar descontrol glucémico, además de una intensa deshidratación que resulta perjudicial para el paciente.

Dieta puede eliminar diabetes tipo 2

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Newcastle encontró que una dieta extrema de 600 calorías durante ocho semanas puede eliminar la diabetes tipo 2 en personas recién diagnosticadas.

Para llegar a esta conclusión los científicos reclutaron a 11 personas que sufrían de diabetes tipo 2, de las cuales siete lograron revertir el mal a los tres meses de iniciar este régimen alimenticio. Los científicos pideron a los participantes que redujeran drásticamente su ingestión de calorías durante dos meses, y tomaran sólo bebidas líquidas sin calorías y verduras sin almidón.

No obstante, los expertos advierten que es necesario realizar nuevas investigaciones para comprobar si la curación es permanente.

“Esta dieta se realizó sólo para comprobar la hipótesis de que si la gente pierde una cantidad de peso sustancial, dejará de tener diabetes”, explicó el director del Centro de Resonancia Magnética de la Universidad de Newcastle agregando : “Aunque este estudio sólo incluyó a personas diagnosticadas con diabetes en los últimos cuatro años, hay un potencial de que la gente que la lleva padeciendo más tiempo pueda revertirla también”.