Diabetes: ¿Qué hacer en caso de hiperglucemia?

El rango de hiperglucemia puede depender en gran parte del concepto asumido por el paciente para su control. En ocasiones, algunos diabéticos consideran encontrarse en estado de hiperglucemia si sus valores son superiores a 126 mg/dl. En otros casos menos rigurosos, se considera hiperglucemia a valores superiores a 140 o 150 mg/dl. Sin embargo, a veces podemos sufrir una hiperglucemia debido a que comimos más de la cuenta, o no nos inyectamos suficiente insulina.

Imagine que dos horas después de almorzar, decide realizarse una prueba de sangre y observa que su glucosa es de 230 mg/dl. ¡Qué no cunda el pánico! En estos casos hay varias formas de atajar la situación. La más común suele ser inyectarse un poco de insulina rápida extra, en función de la resistencia a la insulina del paciente. A la hora de realizar esta práctica, tenga cuidado determinando el número de unidades a inyectar, para no pasar a la hipoglucemia en cuestión de horas o minutos.

En otros casos, un posible remedio puede ser la práctica de ejercicio físico de intensidad media o alta. Esta solución no debe practicarse bajo ningún concepto si la cantidad de glucosa en sangre es superior a 250 mg/dl, ya que puede suponer la existencia de acetona en la orina, produciendo un aumento de la glucosa. Pruebe a andar durante 45 minutos, salir a correr, practicar algún deporte de equipo o simplemente subir y bajar escaleras. Su salud y su diabetes lo agradecerán, y además conseguirá reducir sus cifras y la cantidad de insulina considerablemente.

Comments are closed.