CONOCER LA DIABETES

Existen diversos problemas de salud que han aumentado en las últimas décadas, uno de ellos es la diabetes mellitus. La misma se caracteriza por ser una enfermedad crónica, que actualmente no tiene una cura.

El páncreas es el órgano encargado de producir insulina, una hormona que actúan en la mayoría de las células de nuestro cuerpo haciendo que consuman el azúcar que se encuentra en la sangre de la persona. Al momento de ingerir alimento aumenta la secreción natural de insulina, por el aumento esperable que se va a producir en la concentración de azúcar en la sangre. La glucosa en la sangre es el azúcar principal, que se requiere para que todas nuestras células obtengan la energía esencial para su funcionamiento.

En las personas que presentan diabetes la producción de insulina a nivel pancreático está disminuida o ausente completamente, lo que determina una alteración en el metabolismo de los glúcidos del cuerpo.

Generalmente aparecen algunos síntomas, que el paciente no siempre logra identificar para consultar al médico: visión borrosa, sed, cansancio, aumento del apetito, adelgazamiento marcado en poco tiempo, aumento de la cantidad de orina diaria. No es necesario que estén todos los síntomas, generalmente van apareciendo de forma aislados.

Frente a la aparición de los mismos se deberá consultar al médico, el cual solicitará un examen paraclínico, que mide la cantidad de glucosa en la sangre, para saber si se encuentra dentro del rango esperable. Los valores deben encontrarse menor a 1 gl/dL en ayunas. Se debe cumplir la cantidad de horas de ayuna solicitadas por el laboratorio, porque sino puede haber cambios en los resultados que pueden impedir su correcta interpretación.

Existe un estudio confirmatorio de la diabetes que es la prueba de tolerancia oral a la glucosa, que consiste en medir la glucemia de la persona, luego hacer que tome una cierta cantidad de glucosa, a las dos horas volver a medir su glucemia. Si la misma se encuentra en un rango normal, significa que el cuerpo puede manejar perfectamente el aporte de glucosa en la dieta y la persona no es diabética.

En cambio, un resultado alternado está indicado que la persona tiene diabetes mellitus, lo que requerirá un plan de tratamiento a ser indicado por el médico para cada caso particular. No siempre se requiere utilizar insulina, existen otros medicamentos muy eficaces, que en conjunto de cambios en la alimentación y la realización de actividad física puede lograrse un excelente control de la glucemia.