Prueba que permite identificar la diabetes tipo 2 diez años antes de que aparezcan los síntomas.

El análisis detecta los niveles de cinco moléculas en la sangre los cuales predicen quién está en riesgo de desarrollar la enfermedad.

Los científicos del Hospital General de Massachusetts señalaron en la revista Nature Medicine que la detección temprana de diabetes tipo 2 podría ayudar eventualmente a prevenir las complicaciones asociadas con la enfermedad, como la ceguera.

Según el investigador, la prueba no sólo detecta el riesgo de diabetes tipo 2 entre la población general, sino también entre las personas que presentan los factores de riesgo asociados con la enfermedad, como es la obesidad.

Estudios en el pasado habían encontrado niveles elevados de ciertos aminoácidos en individuos obesos o personas que presentan resistencia a la insulina. Ambos trastornos preceden al desarrollo de la diabetes tipo 2.

Como la diabetes tipo 2 es la culminación de la incapacidad del organismo para metabolizar glucosa, los científicos creen que la posibilidad de detectar la interrupción de ese proceso metabólico en una etapa tan precoz podría reducir significativamente la incidencia de la enfermedad.

Tal como señala el doctor Robert Gerszten, otro de los investigadores, “ahora se necesitarán llevar a cabo más estudios para confirmar si estos metabolitos juegan un papel en el proceso que conduce a la diabetes y si existe una forma de que podamos detener el daño”.

Por su parte la doctora Victoria King, jefa de investigación de la organización Diabetes UK, afirma que “el diagnóstico temprano y el control efectivo de la diabetes tipo 2 son cruciales para reducir el riesgo de desarrollar complicaciones, como enfermedad cardiaca, derrame cerebral, insuficiencia renal, ceguera y amputación”.

“Por lo tanto, es muy importante encontrar la forma de identificar a quienes están en riesgo de desarrollar la enfermedad”.

“Este estudio, en el futuro, podría conducir a formas de ayudarnos a identificar a aquéllos en riesgo además de ofrecernos nueva información sobre cómo y porqué se desarrolla la diabetes tipo 2” agrega la experta.

Federacion de Diabetes

¿Qué es la diabetes?

La palabra diabetes designa en principio un sindrome metabólico caracterizado por presencia de azúcar en la orina. Ello se produce por una elevación de la tasa de azúcar en la sangre (glucemia).

¿De dónde sale ese azúcar?

Durante la digestión, buena parte de los alimentos que comemos, sobre todo los hidratos de carbono (azúcar blanco pero también pan, cereales, pasta, arroz, papas…), se tranforman en glucosa, un azúcar que funciona como combustible de nuestro organismo. La glucosa pasa a la sangre y ésta se encarga de llevarla a millones de células, que la queman para alimentarse, es decir para obtener energía.

¿Qué es la glucemia?

El término glucemia hace referencia a la cantidad de glucosa en sangre. Es el caso de la diabetes, esta cantidad aumenta (hiperglucemia) porque el proceso de transformación de la glucosa en energía no funciona correctamente. Así la glucosa circula con la sangre pero no entra en las células y no se transforma en energía.

¿Qué falla para que se produzca esa hiperglucemia?

En la diabetes se produce un problema con la insulina, es decir con la hormona segregada por el páncreas y que hace que la glucosa entre en las células. Hay algunos casos en que el páncreas produce poco o nada de insulina,otros en que hay insulina suficiente pero no se utiliza con eficacia.

Es una situación normal la insulina es liberada continuamente, aunque su presencia es mayor tras las comidas, cuando se produce un ascenso brusco de la glucemia.

Tipos mas comunes de Diabetes

Hay dos tipos principales de diabetes:

Tipo I

a.- Representa un 10 – 15% de las formas de diabetes.
b.- A quiénes afecta, principalmente a niños y jovenes y en general, a personas de menos de 30 años.
c.- Caracteríaticas, el páncreas deja de producir insulina de forma brusca con síntomas muy llamativos (rápido adelgazamiento, mucha sed, micción continua…). Al no poder utilizar su combustible ideal, la glucosa, el organismo quema grasas y proteínas produciendo residuos (los cuerpos cetónicos).
d.- Tratamiento, además de pautas referntes al estilo de vida (dieta y actividad física), se necesita insulina para sobrevivir.

Tipo II

a.- Representa más del 85% de todos los casos, es la forma más frecuente de diabetes.
b.- A quienes afecta, aparece generalmente en personas mayores de 40 años y preferentemente obesas.
c.- Características, el páncreas sigue produciendo insulina, aunque de una manera insuficiente. Su comienzo es lento y gradual, por lo que hay veces que pasa inadvertido e incluso su diagnóstico se realiza por casualidad.
d.- Tratamiento, principalmente dieta y actividad física, aunuqe según su grado puede hacerse necesario también el uso de fármacos, que o bien moviliza la insulina, o bien descienden el azúcar sanguínea.

Si presentas algunos de estos síntomas debes consultar con tu médico:

1.- Te sueles encontrar muy cansado.
2.- Ha aumentado considerablemente tu cantidad de orina.
3.- Sientes mucha sed, aunque estás bebiendo continuamente agua.
4.- Tienes mucha hambre, comes un montón y pese a todo has adelgazado mucho de forma brusca.
5.- Además de algunos de los síntomas indicados, últimamente tienes picores generalizados en genitales, sufres con dacilidad infecciones en la piel y en las encías, te cuesta que te cicatricen las heridas o padeces de alteraciones de la vista.

TEST ¿Puedes tener diabetes?

Contestando este sencillo TEST puedes valorar tu predisposición a padecer diabetes no insulinodependiente, y de esta forma optar por las medidas de prevención más adaptadas a tus características personales y forma de vida.

1.- ¿Tu madre, tu padre o tus abuelos tuvieron azúcar de mayores?
2.- ¿Tienes más de 45 años?
3.- ¿Pesas más de lo que te convendría por estaura y edad?
4.- ¿Comes muchos dulces y pocos alimentos con fibra, como legumbres, cereales integrales, verduras…?
5.- ¿Tienes a menudo la tensión alta?
6.- ¿Te han diagnosticado exceso de colesterol?
7.- ¿Tu ocupación es de carácter sedentario?
8.- ¿En tus embarazos te ha sudido el azúcar en la sangre y te la han controlado?
9.- ¿Has tenido hijos de más de 4 kilos?

Si has contestado SI la mayor parte de preguntas, te recomiendo que cuides tu dieta y tu rutina de actividad física, no dudes en buscar la ayuda del profesional de la salud, en este caso tu médico.

A tener en cuenta:

“Tu dieta debe ser completa, equilibrada y placentera,
sólo respetando el número de raciones de hidratos de carbono
que te ha indicado el especialista”

Cifras sobre la diabetes:

“Se cálcula que más de 285 millones de personas sufren diabetes, por diversas razones , pero principalmente por malos hábitos alimenticios, sólo debes saber que con pequeñas modificaciones en la dieta, un rutina de ejercicios y medicamentos se puede controlar y llevar una vida normal”

Pregunta al endocrino por tu diabetes

Ante una enfermedad que se ha convertido en una de las grandes epidemias del siglo XXI, los lectores plantean sus dudas sobre la diabetes tipo 2, a las que un experto  endocrinólogo  ofrece respuestas.

Tengo diabetes tipo 2 desde hace unos años, ¿con qué frecuencia debo controlar el nivel de glucemia en casa?

Depende de circunstancias individuales del paciente, por término medio suele ser suficiente con un control cada dos o tres semanas. Debe abarcar de dos a cuatro determinaciones diarias (ayunas, antes y después de comida principal…). Los valores normales de glucemia en ayunas o antes suelen estar entre 70-120 mg./dl. y dos horas después de las comidas entre 120-170 mg./dl.

Por mi trabajo viajo mucho, ¿cómo controlo mi diabetes?

Procurará observar lo mejor posible las recomendaciones dietéticas recibidas de su médico, tanto en cuanto a cantidad y calidad de alimentos, como a distribución horaria. Siendo un diabético tipo 1, deberá vigilar que exista un acoplamiento entre la administración de insulina y los momentos de las comidas. Y por último, no debe olvidar controlar de manera sistemática los niveles de glucemia.

Tengo 60 años, y me dijeron que tenía una diabetes tipo 2. A partir de ahora, ¿qué debo hacer ahora?

Una vez establecido el diagnóstico de diabetes, dependiendo de la gravedad del trastorno, el médico establecerá la frecuencia de las visitas o controles sucesivos de la glucemia.

Con una diabetes 2, ¿con qué frecuencia debo ir al oftalmólogo?

Como norma general es recomendable la práctica anual rutinaria de un examen de fondo de ojo, desde el momento del diagnóstico. Independientemente, ante cualquier alteración o molestia visual, el paciente deberá recabar la pronta atención del especialista.

¿Debo revisarme, además de la glucemia, otros parámetros analíticos?

Obviamente sí. Es preciso valorar la hemoglobina glicada, que nos informa del «control global» de la diabetes, referido a los dos o tres meses previos. También se comprobará la afectación renal (microalbuminuria en orina) y tratará de objetivar y corregir la eventual presencia de factores de riesgo cardiovascular: niveles de colesterol y triglicéridos en sangre, control de peso y tensión arterial.

¿Cómo debo tomar la medicación: antes o después de las comidas?

Es indiferente, sin bien es recomendable al principio de las comidas.
¿Una diabetes tipo 2 puede convertirse en una tipo 1?

Los mecanismos son diferentes, si bien presentan algunos puntos en común. Por lo que al tratamiento se refiere, la tipo 1 precisará del tratamiento insulínico, al tiempo que la 2, que un principio se controla sólo con dieta y/o comprimidos, puede luego necesitar de la administración de insulina.

¿Cómo puede interferir la medicación para la diabetes, con las de la hipertensión y osteoporosis?

No tiene por qué existir interferencia alguna.

Mi abuela y mi madre tienen diabetes tipo 2. ¿Tendré yo también diabetes en el futuro?

Forzosamente no, pero con antecedentes en las dos generaciones previas es lógico que usted tenga un cierto riesgo.

¿Cómo puedo saber si mi hijo pequeño tiene diabetes, ya que orina mucho por la noche?
No es rara la presencia en niños pequeños de enuresis nocturna (orina en gran cantidad). En alguna ocasión puede tener como origen el comienzo de una diabetes mellitus. El hallazgo de una glucosa elevada en sangre lo confirmará. Así, deberá comunicárselo a su pediatra.