7 alimentos que elevan el azúcar en la sangre

Tomar decisiones saludables a la hora de comer significa comer los alimentos correctos para controlar su diabetes.

También significa evitar ciertos alimentos para un mejor control del azúcar en la sangre.
Alimentos que pueden aumentar el azúcar en la sangre, como el arroz, la leche y los pasteles.

Si tiene diabetes tipo 2, sabe acerca de la importancia de tomar decisiones saludables a la hora de comer.

Pero lo más importante es mantenerse alejado de los alimentos incorrectos, los que pueden aumentar el azúcar en la sangre.

Esto se debe a que los carbohidratos simples, como el pan blanco y la soda azucarada, se descomponen en azúcar, que luego ingresa en el torrente sanguíneo.

Incluso si no tiene diabetes, estos alimentos pueden provocar resistencia a la insulina, lo que significa que las células de su cuerpo no responden normalmente a la insulina producida por el páncreas.

Aquí hay siete alimentos que debe evitar para controlar mejor el azúcar en la sangre.

1-Arroz blanco

Si tiene diabetes tipo 2, elimine el arroz blanco de sus menús.

En un estudio publicado en junio de 2010 en JAMA Internal Medicine, investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard descubrieron que las personas que comían cinco o más porciones de arroz blanco a la semana aumentaban su riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, mientras que las personas que reemplazaron al menos una la tercera parte de sus porciones de arroz blanco con arroz integral redujo su riesgo hasta en un 16 por ciento.

La razón es que el arroz blanco tiene poca fibra, especialmente en comparación con el arroz integral, y la fibra puede ayudar a mantener estables los niveles de azúcar en la sangre.

2-Pan blanco

¿Quién pensaría que este alimento diario podría aumentar el riesgo de diabetes? El problema es que su cuerpo digiere rápidamente productos hechos con harina refinada, como el pan blanco, y esta rápida digestión puede hacer que aumente el azúcar en la sangre.

Los investigadores también han encontrado que las personas que comen más granos integrales y menos granos refinados, incluido el pan blanco, tienen menos del tipo de grasa corporal que puede desencadenar una enfermedad cardíaca y diabetes tipo 2.

3-Soda y otras bebidas dulces

Para mantener su nivel de azúcar en la sangre dentro del rango normal, debe evitar los refrescos y otras bebidas llenas de azúcar. En un análisis publicado en noviembre de 2010 en la revista Diabetes Care, los investigadores encontraron que las personas que bebían una o dos bebidas azucaradas al día tenían un riesgo 26 por ciento mayor de desarrollar diabetes tipo 2 que aquellas que bebían menos de un vaso de 12 onzas a mes.

Reemplazar los refrescos regulares o las bebidas azucaradas con agua o agua mineral también puede ayudar a perder peso.

4-Carne roja

¡Sostén el tocino! No tiene que cortar la carne roja de su dieta por completo, pero los estudios demuestran que comer mucha carne roja y carnes procesadas, como el tocino y los embutidos, todos con alto contenido de grasas saturadas, podría contribuir al desarrollo de la diabetes tipo 2.

Una revisión publicada en octubre de 2011 en The American Journal of Clinical Nutrition mostró que las personas que comían carne procesada (un perro caliente, una salchicha o dos rebanadas de tocino) una vez al día más que duplicaban el riesgo de diabetes.

Puede reducir fácilmente su riesgo sustituyendo una porción de carnes rojas o procesadas con fuentes más saludables de proteínas, como nueces o productos lácteos bajos en grasa.

5-Comida rápida

La comida rápida es tentadora, especialmente cuando tienes hambre y tienes prisa. Pero la mayoría de las comidas rápidas tienen un alto contenido de grasa, calorías y sal, todo lo cual puede aumentar su riesgo de diabetes tipo 2, reducir sus posibilidades de éxito en la pérdida de peso y hacer que su azúcar en la sangre aumente.

Un estudio publicado en abril de 2011 en The Journal of Nutrition descubrió que ingerir una comida de comida rápida con alto contenido graso elevó los niveles de azúcar en la sangre en un 32 por ciento en personas sanas que no tenían diabetes.

Además, la comida salada de comida rápida puede aumentar su presión arterial, que es especialmente peligrosa para las personas con diabetes, quienes, según la Asociación Americana del Corazón, tienen de 2 a 4 veces más probabilidades de morir de una enfermedad cardíaca que las personas sin diabetes.

6-Alimentos envasados

No se sabe con certeza por qué algunas personas desarrollan diabetes tipo 2 y otras no, pero los malos hábitos alimenticios están relacionados con la enfermedad.

Los bocadillos y los productos horneados preparados comercialmente también deben estar en su lista de alimentos para evitar si tiene diabetes tipo 2 o si desea evitar su desarrollo. Primero, estos alimentos hacen que sea más difícil para usted alcanzar sus objetivos de pérdida de peso.

En segundo lugar, tienden a ser altos en grasas trans, y las grasas trans aumentan el colesterol malo y disminuyen el colesterol bueno en la sangre y también pueden causar inflamación, lo que puede llevar a la diabetes. Incluso pequeñas cantidades de grasas trans pueden tener efectos dañinos para la salud.

Elija bocadillos saludables, como un puñado de almendras, o haga sus propios dulces con ingredientes más saludables.

7-Leche entera

Cuando piensas en grasas saturadas, la carne roja y la mantequilla probablemente se te ocurran primero, pero los productos lácteos de leche entera también están cargados de grasas saturadas, los principales sospechosos en condiciones que amenazan la vida como enfermedades del corazón.

La investigación muestra que una dieta alta en grasas saturadas está relacionada con la obesidad y la resistencia a la insulina. Cambie a productos lácteos sin grasa o al 1 por ciento para obtener todos los beneficios del calcio sin los inconvenientes, y reduzca las calorías para ayudar a perder peso.

12 aplicaciones para controlar la diabetes: monitores de glucosa en sangre, registros de alimentos y ejercicio y más

Desde las lecturas de azúcar en la sangre y los medicamentos hasta las comidas y la actividad física, tener diabetes significa llevar un registro de mucha información. Si bien es cierto que se puede grabar a la vieja usanza con lápiz y papel, una o dos aplicaciones pueden simplificar tu vida al darte un lugar para registrar tus datos, ver patrones, establecer metas y seguir el progreso.

Todo lo que hace que la vida con diabetes tipo 1 o diabetes tipo 2 sea más fácil es una gran victoria, y las investigaciones muestran que el uso de una aplicación para la diabetes puede mejorar su salud. Por ejemplo, una revisión publicada en línea en marzo de 2018 en la revista Diabetes, Obesity and Metabolism combinó los resultados de 16 ensayos de aplicaciones de diabetes tipo 2 y descubrió que, en promedio, el uso de una aplicación de diabetes provocó una caída en la hemoglobina A1C de 0,57 por ciento .

Lucille Hughes, CDE, una educadora en diabetes del South Nassau Communities Hospital en Oceanside, Nueva York, descubrió que las aplicaciones para la diabetes son muy útiles para sus pacientes. “Encuentro que mis pacientes están más en contacto con su diabetes. Están más comprometidos con su diabetes, y ese es el objetivo final “, dice ella.

Más sobre la gestión de la diabetes tipo 2

El mercado de aplicaciones para la diabetes, junto con otras aplicaciones de salud, se ha disparado recientemente. En general, el número de aplicaciones de salud se ha duplicado en los últimos dos años, según un informe de noviembre de 2017 del Instituto IQVIA de Ciencias de Datos Humanos. Entre las aplicaciones diseñadas para enfermedades específicas, el 16 por ciento son para controlar la diabetes.

Con tantas aplicaciones disponibles, ¿cómo puede elegir una que sea adecuada para usted?

Qué buscar al elegir una aplicación para controlar la diabetes

Si le acaban de diagnosticar, su educador certificado en diabetes puede ayudarlo a priorizar las áreas en las que debe enfocarse y puede recomendar una aplicación sencilla solo para ese fin, dice Hughes. Comenzando en el verano de 2018, los educadores de diabetes tendrán acceso a un nuevo sitio web que incluirá revisiones rigurosas de las aplicaciones para la diabetes, de modo que tendrán otra herramienta para ayudarlo a identificar aplicaciones útiles.

También querrás considerar tu nivel de comodidad general con tecnología. Muchas aplicaciones son ricas en características, pero para algunas personas, esto puede ser abrumador. Por otro lado, si usted es el tipo de persona que ama los datos y la tecnología, una de las aplicaciones más completas podría ser una forma ideal para abordar el control de la diabetes.

Muchos dispositivos para la diabetes, desde medidores de glucosa hasta monitores de glucosa continuos y bombas de insulina, vienen con una aplicación integrada que sincroniza el dispositivo con su teléfono. Es muy probable que funcionen bien con sus dispositivos, y su educador en diabetes puede mostrarle cómo funcionan.

Aún así, estas opciones son solo el comienzo, y hay muchas otras opciones para explorar. Hemos enumerado nuestras mejores elecciones para varios tipos de aplicaciones, centrándonos en aquellas que tienen numerosas y buenas críticas constantes de los usuarios y que se han actualizado recientemente. Muchos ofrecen funciones similares, por lo que es posible que desee descargar algunos y ver cuál es el más fácil de usar.

La aplicación que todos deberían tener

Puntuación de Android: 4.5 estrellas

Gratis

A veces, la tecnología más simple es la más importante. Jeniece Ilkowitz, CDE, enfermera de investigación y educadora en diabetes de la Universidad de Nueva York Langone Health en la ciudad de Nueva York, recomienda que todos sus pacientes tengan esta aplicación y la configuren para mostrar una alerta médica en la pantalla de bloqueo, información que puede ser crítica para respondedores en una emergencia. La aplicación de identificación médica es parte de la aplicación de salud que viene de serie en iPhones (por lo tanto, no hay clasificación en Apple), y es fácil de configurar. Si tiene un dispositivo Android, tendrá que descargarlo de Google Play.

Aplicaciones para seguir la comida y el ejercicio

MyFitness Pal

Calificación de Apple: 4.7

Puntuación de Android: 4.6

Precio: Gratis, con actualizaciones en la aplicación disponibles

MyFitnessPal es una de las aplicaciones de salud más populares. Tiene una base de datos de alimentos, que incluye muchos restaurantes e incluye un escáner de código de barras para buscar rápidamente los alimentos en la tienda o en su despensa. También funciona como un rastreador de ejercicio, que le da espacio para registrar su actividad física y sincronizar con muchos dispositivos de seguimiento del ejercicio.

Heather Bartley, de 46 años, una ex operadora de correo en Yale, Michigan, dice que ha estado utilizando MyFitnessPal durante seis años y considera que es valioso para contar carbohidratos. “Es muy fácil de usar y gratuito”, dice ella. Si bien la versión gratuita satisface sus necesidades, una versión de suscripción desbloquea más funciones. (El precio de suscripción actual es de $ 9.99 por mes o $ 49.99 por año).

Contador de calorías My Diet Diary

Clasificación de Apple: 4.6

Puntuación de Android: 4.1

Precio: Gratis

Esta aplicación es como un diario digital para sus comidas y actividad física. Rastrea sus carbohidratos, así como otros nutrientes y calorías totales. Le brinda la opción de establecer un objetivo de pérdida de peso y lo ayudará a controlar las calorías para alcanzarlo. También se conecta con los dispositivos de seguimiento de actividad para registrar su ejercicio. Esta aplicación se sincroniza con la aplicación de seguimiento de glucosa Sugar Sense hecha por el mismo desarrollador (ver a continuación).

5 aperitivos de menos de 100 calorias para matar el hambre

Cuando la caída de la tarde, puede ser tentador para el tarro del caramelo o de oscilación de la máquina expendedora, pero rush de azúcar rápida de comida chatarra va a desaparecer en minutos, te deja groggier que nunca. En cambio, es tiempo para alimentar sus munchies de 15:00 más sabiamente.

twenty-snacks-under100-calories-05-pg-full[1]

“Merendar es a menudo sin sentido, piloto automático comer,” advierte Gregory L. Jantz, PhD, un especialista en trastornos alimentarios en Edmonds, Washington. “A menudo, aperitivos no comen porque tiene hambre, pero porque se aburren o simplemente se utilizan para rato comiendo participar en ciertas actividades.” Una mejor manera de bocado, dice Jantz, es optimizar los tiempos de refrigerios saludables entre las comidas. “Pequeñas comidas y aperitivos intencionales ayudan a regular el azúcar en la sangre durante todo el día, evitando grandes oscilaciones ‘festín o hambruna’,” él dice.

Estas 5 opciones con menos de 100 calorías le ayudará a hacer exactamente eso.

Taza de arándanos
Pocas opciones de meriendas suponen el antioxidante y la nutrición de arándanos, y con sólo 83 calorías por porción de 1 taza, tienen como dieta agradable como usted puede conseguir. “Mantenerlos un poco congelado y ya tienes una delicia crujiente, dulce.
Huevo duro
Hervir hasta un lote de huevos, ponerlos en la nevera, y ya tienes un bocadillo instantáneo que 6 gramos de proteína en apenas 78 calorías. Jantz recomienda una merienda alta en proteína como huevos para media mañana o tarde nosh, la proteína se mantenga completo y puede ayudar a evitar comer en exceso más tarde.
1 naranja
A veces, la más simple la merienda, mejor. Naranjas, que tienen alrededor de 60 calorías, son una de las mejores frutas para refrigerio porque son altos en vitaminas y fibra y bajo en azúcar natural. Además, el hecho de que usted tiene que tomar tiempo para pelar y sección naranjas ayudará a saborear su bocado lentamente.
1 taza de fresas
Con sólo 46 calorías por porción de 1 taza, puede disfrutar de 2 tazas de fresas y todavía tener calorías de sobra. “Son un bocado grande y jugoso cada vez en la temporada”, dice Jantz. “Y fresas congeladas pueden ser tan saludable el resto del año.
1/2 taza de harina de avena
Cuando llegue la caída por la tarde, mezcle algunos avena en el microondas. Una porción de 1/2 taza de avena cocida en agua contiene sólo 83 calorías. Terminar con una pizca de canela, que ayuda a mantener estables los niveles de azúcar en la sangre. Con una dosis de fibra y proteína, el bocado caliente es seguro satisfacer a sostenerte hasta la hora de la cena.

 

 

Consejos sobre la dieta de los diabéticos

Para combatir la diabetes usted deberá tomar el hábito de alimentarse realizando entre cinco y seis comidas leves al día.

Desayuno, almuerzo, cena y una pequeño entremés entre cada una de ellas. Lo más aconsejable en estos casos es comer cada dos horas para mantener estable el nivel de azúcar en la sangre.

Consejos Para Combatir La Diabetes

Evite La Sal. Reduzca el consumo de sal, en su lugar puede sustituirla por especias y hierbas aromáticas.

Modere El Consumo De Carne. Evite los alimentos que contienen azúcar. Consuma barras de cereales sin azúcar y galletitas que se venden en las dietéticas. Remplace los dulces por el consumo de frutas. Consuma alimentos con fibras solubles, verduras, avena y frutas. No consuma alcohol porque perjudica la manera en que el organismo regula la producción de azúcar.

Beba mucha agua. Lo ideal es que consuma un mínimo de tres litros de agua al día.

La clave para combatir la diabetes es la buena alimentación y la misma no sólo reside en los alimentos, sino que además es significativo saber cuánto, cuándo y qué tipo de alimentos debe consumir. La dieta de cada individuo varía según el género, la naturaleza o el estilo de vida que lleva. Sin embargo, se recomienda consumir entre 1,400 y 2,000 calorías cada día incluyendo todos los tipos de alimentos.

  1. Frutas, Carbohidratos Y Verdura. Este grupo de alimentos deben componer entre el 40 y el 60 % de los alimentos que usted ingiera a diario. Lo sobresalientes que usted elija los granos enteros, cereales con fibras, pan integral, frutas frescas y vegetales, y evite los alimentos procesados. Es recomendable consumir entre cada comida dos o tres raciones de carbohidratos complejos (pastas, cereales y pan), una o dos de fruta y una o dos de verdura.
  2. Lácteos y Proteínas. Los diabéticos están más predispuestos a padecer de enfermedades cardíacas, es precisamente por esta razón por la que usted debe preferir proteínas magras y lácteos bajos en grasa.

    Lo ideal es que consuma dos raciones de lácteos al día, puede optar por un vaso de leche o un vaso de yogur y también consumir dos porciones de carne baja en grasa preferentemente pescado o pollo.

  3. Grasas Y Azúcares. Lo ideal es que restrinja el consumo de estos alimentos. También le recomiendo que evite consumir edulcorantes artificiales ya que estos elevan los niveles de glucosa en sangre.

    Por otra parte, el consumo frecuente de esta grupo de alimentos puede traer riesgos para su salud.

    Elija bien los alimentos que va a incluir en su dieta habitual y evite todos aquellos que contengan edulcorantes artificiales o naturales, como es el caso de los refrescos.

  4. Acompañe La Dieta Con Actividad Física. Para los diabéticos la actividad física es muy importante, tan importante como alimentarse bien. Asimismo el ejercicio debe estar adecuado al plan de alimentación que siga, de este modo la práctica habitual de ejercicios lo ayudará a disminuir el nivel de azúcar en sangre.
  5. Alpiste. El alpiste a pesar de ser una planta herbácea que se suele utilizar como alimento de las aves domésticas, también aporta grandes beneficios para las personas con diabetes. La manera de consumir el alpiste sería dejando unas cinco cucharadas del mismo en remojo durante la noche y; al día siguiente, licuar el alpiste remojado con un litro y medio de agua, bebiendo esta preparación a lo largo del día.

  6. Cereales. Consuma cereales, preferentemente integrales. Evite los bizcochos, magdalenas y galletas dulces.
  7. Vegetales Y Frutas. Consuma a diario frutas y hortalizas, tanto cocidas como crudas. Ingiera frutas frescas en vez de jugos de fruta. Evite la fruta en lata o en jarabes, los almíbares y confituras a excepción de las elaboradas explícitamente para diabéticos que son las que no contienen azúcar.

    Las frutas como manzanas y las peras frescas son bajas en carbohidratos. Coma muchas zanahorias, puede mezclarlas con espinacas frescas, judías verdes, rábanos yogures, quesos bajos en grasa, panes integrales, etc.